Weiterlesen mit NEWS. Jetzt testen.
Lesezeit ca. 6 Min.

ENTREVISTA: Eusebio Leal Spengler


Ecos - epaper ⋅ Ausgabe 10/2019 vom 07.08.2019

Als Stadthistoriker Havannas und Direktor für die Restaurierung des monumentalen Kerns von Kubas Kapitale ist er für das Erscheinungsbild der Hauptstadt mitverantwortlich. Mit ECOS spricht der Träger des Bundesverdienstkreuzes über das Spannungsfeld von Restaurieren und modernem Leben sowie über sein persönliches Verhältnis zu seiner Heimatstadt.


“La Habana es una ciudad conservada yo diría casi mágicamente”


El doctor en Ciencias Históricas y especialista en Ciencias Arqueológicas Eusebio Leal Spengler (La Habana, 1942) fue designado en 1967 director del Museo de la Ciudad de La Habana. Desde entonces, ha ...

Artikelbild für den Artikel "ENTREVISTA: Eusebio Leal Spengler" aus der Ausgabe 10/2019 von Ecos. Dieses epaper sofort kaufen oder online lesen mit der Zeitschriften-Flatrate United Kiosk NEWS.

Bildquelle: Ecos, Ausgabe 10/2019

Weiterlesen
epaper-Einzelheft 8,99€
NEWS Jetzt gratis testen
Bereits gekauft?Anmelden & Lesen
Leseprobe: Abdruck mit freundlicher Genehmigung von Ecos. Alle Rechte vorbehalten.
Lesen Sie jetzt diesen Artikel und viele weitere spannende Reportagen, Interviews, Hintergrundberichte, Kommentare und mehr aus über 1000 Magazinen und Zeitungen. Mit der Zeitschriften-Flatrate NEWS von United Kiosk können Sie nicht nur in den aktuellen Ausgaben, sondern auch in Sonderheften und im umfassenden Archiv der Titel stöbern und nach Ihren Themen und Interessensgebieten suchen. Neben der großen Auswahl und dem einfachen Zugriff auf das aktuelle Wissen der Welt profitieren Sie unter anderem von diesen fünf Vorteilen:

  • Schwerpunkt auf deutschsprachige Magazine
  • Papier sparen & Umwelt schonen
  • Nur bei uns: Leselisten (wie Playlists)
  • Zertifizierte Sicherheit
  • Freundlicher Service
Erfahren Sie hier mehr über United Kiosk NEWS.

Mehr aus dieser Ausgabe

Titelbild der Ausgabe 10/2019 von FOTO DEL MES: CHILE: Eclipse solar total. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
FOTO DEL MES: CHILE: Eclipse solar total
Titelbild der Ausgabe 10/2019 von PANORAMA. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
PANORAMA
Titelbild der Ausgabe 10/2019 von SOL Y SOMBRA: La algarabía española. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
SOL Y SOMBRA: La algarabía española
Titelbild der Ausgabe 10/2019 von PANORAMA. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
PANORAMA
Titelbild der Ausgabe 10/2019 von EN PORTADA: Andar La Habana. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
EN PORTADA: Andar La Habana
Titelbild der Ausgabe 10/2019 von SOCIEDAD: ¿Dónde empieza la frontera?. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
SOCIEDAD: ¿Dónde empieza la frontera?
Vorheriger Artikel
NOTAS CULTURALES
aus dieser Ausgabe
Nächster Artikel GASTRONOMÍA: Paraguay Borí borí con pollo
aus dieser Ausgabe

El doctor en Ciencias Históricas y especialista en Ciencias Arqueológicas Eusebio Leal Spengler (La Habana, 1942) fue designado en 1967 director del Museo de la Ciudad de La Habana. Desde entonces, ha sido el impulsor de la conservación de la memoria histórica de la ciudad y de la restauración del Centro Histórico. En 1993, el decreto ley 143 consolida la función de la Oficina del Historiador y da mayor envergadura a la restauración del patrimonio inmobiliario y a la labor de compensación social y cultural en todos los lugares que han sido restaurados. Esto “es lo que va a singularizar la labor de la Oficina del Historiador, que hoy alcanza su plenitud en vista de celebrarse el 500 aniversario de la Fundación de La Habana” explicó Eusebio Leal en entrevista exclusiva para ECOS, durante la Feria Internacional de Turismo FitCuba 2019 celebrada en la capital cubana.
Para Leal Spengler, La Habana todavía conserva eseaire de hace 500 años, de una historia que comparte con otros lugares como: “Cartagena, Panamá, Veracruz, San Juan de Ulúa, la costa mexicana, el antiguo virreinato de Nueva España, la Florida, el sur de Estados Unidos, ese Nuevo Orleans, todo el arco del Caribe, inspira y forma parte de nuestra memoria histórica y hay un legado recíproco en todas esas partes”.

¿Sabía usted que…?

El ”Desafío de una utopía”, así ha llamado Leal Spengler a la estrategia integral para salvaguardar La Habana Vieja


La palabra aire tiene varios significados. Aquí se usa como sinónimo de “aspecto” o “apariencia”, o incluso “carácter”. Con “aire” hay también muchas expresiones, como “cambiar de aires”: mudarse, cambiar de residencia.

ECOS– Después de 500 años de la fundación de La Habana, ¿qué queda todavía de ese espíritu de sus primeros siglos?
Eusebio Leal Spengler– Bueno, La Habana es una ciudad conservada, yo diría casi mágicamente. Los años del Período Revolucionario, en los cuales no ocurrieron grandes transformaciones, como en otros países latinoamericanos, sobre todo porque la vocación de la Revolución victoriosa fue desarrollar la economía del país, avanzar hacia el interior del país. Se consideró siempre que La Habana podía esperar un poco. La Habana, como capital y centro de la vida cubana y de la vida económica, vivió un esplendor que no se correspondía mucho con el desarrollo integral de otras capitales de Cuba, de otras ciudades capitales de provincia. Hoy en día esa visión ha cambiado; quiere decir, ya desde hace unos años se ve primero que la larga lucha de Cuba, la necesidad de priorizar tareas enormes como la educación pública, la salud, la seguridad pública, el desarrollo de la economía nacional en condiciones muy difíciles por el bloqueo impuesto por los Estados Unidos desde una fecha tan temprana, dejó huellas en el rostro de la ciudad. Pero la ciudad está intacta, quiere decir, se ha caído lo que no se ha podido restaurar, pero no ha ocurrido ese proyecto de demoliciones sistemáticas para levantar, como digo yo, una ciudad contemporánea que ignore la ciudad precedente.

Entonces, ¿cómo está La Habana hoy?
Hoy toda La Habana está así: usted puede recorrer la línea del Malecón por ejemplo, desde la Quinta Avenida, y ver el desarrollo de la arquitectura desde los grandes arquitectos cubanos de mucho mérito en distintas épocas del período republicano hasta grandes arquitectos internacionales como Richard Neutra, para llegar finalmente a la ciudad antigua haciendo una lectura de los distintos valores de la modernidad, el eclecticismo, el art nouveau, el art déco. Usted puede finalmente llegar a la ciudad antigua, la ciudad de los arquitectos ingenieros militares italianos, la ciudad barroca, para concluir en la ciudad ecléctica; que yo creo que es lo más interesante, esa que reúne todos los estilos y ha compuesto un discurso de La Habana que hace de ella más que una cosa muy definida, una ciudad digamos barroca, una ciudad renacentista, una ciudad neoclásica. Encontramos una ciudad que llena mucho nuestros requerimientos espirituales, quiere decir, lo que nosotros consideramos que es lo bello para nosotros, una relación amorosa entre el objeto amado y los amadores.
Debo decirle además algo muy importante. Cuando me han preguntado qué es la ciudad, digo: “un estado de ánimo del cual nadie queda indiferente”. La Habana descansa en ese atractivo, en su diálogo permanente con el mar. Nosotros no podemos, como criaturas insulares, vivir lejos del mar; el mar nos une más que nos separa del mundo.

Usted ha llevado todo el trabajo de restauración, ¿cómo logra ese equilibrio entre restaurar edificios y mantener todavía el alma de sus habitantes?
Primero hay mucho que hacer, pero nosotros nos dimos cuenta –un equipo de trabajo que fue creciendo y haciéndose multidisciplinario– que es la única forma de abordar un tema que tiene un matrimonio indisoluble con la sociedad en la cual se realiza el proyecto. Entonces, desde el primer momento vimos que era imposible aislar el continente de la ciudad; quiere decir, la familia, la gente del objeto que queríamos restaurar. Por lo general, en los gabinetes de restauración en todas las partes del mundo, los arquitectos y sociólogos que trabajan en el tema, los abogados –porque esto es un asunto de derechos, derechos del suelo, de derechos de las personas, es un tema de propiedad–, parten de ese detalle, de ese punto, pero no tiene nada que ver con la obra a la que nos hemos dedicado.
Restauramos, pero al mismo tiempo construimos escuelas, centros de salud, atendemos mucho la formación de las nuevas generaciones; el proyecto de escuelas taller para jóvenes que en muchas ocasiones ni estudian ni trabajan, un fenómeno que es muy contemporáneo en el mundo y fundamentalmente en el mundo latinoamericano. Es también la necesidad de defender el medio ambiente, la ciudad está en el medio ambiente. Entonces, esto conllevó a la necesidad de un Plan Maestro, de un estudio minucioso del territorio y, repitiendo el término, un conjunto de estudiosos basados en la necesidad de sociólogos, humanistas, arquitectos, ingenieros, letrados, psicólogos, quiere decir, todas las especialidades ingresan en el proyecto del Plan Maestro.


La Habana es un estado de ánimo del cual nadie queda indiferente


“Teníamos que hacer un discurso que se sobreponga a una visión simplista de una sociedad de palmeras, de maracas y tambores; quiere decir, teníamos que superar esa visión pedestre del folclor para que se viera la visión de la cultura cubana, que es cubana en la medida que es latinoamericana y universal”.

¿Cómo se gestiona el Plan Maestro?
El Plan Maestro es el que determina a mediano y largo plazo el uso del suelo; establece el valor del suelo, que va aumentando en la medida que se genera una inversión mayor, en viviendas que fijan a la familia, viviendas en edificios históricos, escuelas en edificios históricos; todo no puede ser museo.
Y al mismo tiempo, teniendo en cuenta que el turismo es un valor insoslayable del desarrollo moderno, y que es tan antiguo casi como la humanidad, el proceso de ir y volver, de dejar un testimonio de lo que uno ve, de viajar por placer, de viajar con la familia; correríamos el riesgo ante ese turismo que se convierte en una necesidad económica para el desarrollo en el caso de Cuba, teníamos que hacer un discurso que se sobreponga a una visión simplista de una sociedad de palmeras, de maracas y tambores; quiere decir, teníamos que superar esa visión pedestre del folclor para que se viera la visión de la cultura cubana, que es cubana en la medida que es latinoamericana y universal. Y cuando digo América, es nuestra América, sin excluir tampoco a la otra que tanto ha influido en nosotros y nosotros en ella.

Me gustaría saber: ¿cuál es su rincón favorito de La Habana?
Todos y ninguno. Quiere decir, yo me siento bien cuando estoy en La Habana. Cuando me despierto temprano, salgo y camino. Durante muchos años he sido un caminante, y para mí siempre hay un descubrimiento en mi ciudad. Pero no cabe duda que la mayor parte de ese tiempo de los 51 años que he dedicado a este trabajo, la mayor parte del tiempo la pasé en un edificio: el Palacio de los Capitanes Generales, donde está el Museo de la Ciudad de La Habana. Por muchos años, todos los días ingresé en ese patio, en ese patio cantado por los poetas, símbolo de la arquitectura civil cubana en el siglo XVIII, que es el horizonte en el que aparece el esplendor de una arquitectura de La Habana, en el momento en que se está definiendo una economía, la economía azucarera, en el momento en que está surgiendo el gran dilema que dividirá a la sociedad cubana, la esclavitud africana vigente hasta 1886 por ley española. Entonces, ese lugar y ese ambiente es muy importante para mí.

Reconocimientos

Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, ha sido distinguido con varias órdenes de mérito internacionales, entre ellas: la Gran Cruz del Mérito de la República de Alemania (2017), la Orden de la Gran Cruz Isabel la Católica del Estado español. En 2018 recibió el Premio Hadrian que concede el World Monuments Fund (WMF) “en reconocimiento a sus heroicos esfuerzos para preservar y restaurar La Habana Vieja”, uno de los centros históricos más bellos y conservados de nuestro continente, nombrado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, en 1982


Fotos: Getty Images

Fotos: Getty Images