Bereits Kunde? Jetzt einloggen.
Lesezeit ca. 5 Min.

Escapada al Pirineo catalán: La naturaleza indómita del Valle de Bohí


Ecos - epaper ⋅ Ausgabe 7/2018 vom 27.06.2018

Hochgebirge, tiefe Täler, schöne, alte Dörfer – das Vall de Boí in Kataloniens Pyrenäen ist ein Paradies für Naturliebhaber und Wanderer.


Artikelbild für den Artikel "Escapada al Pirineo catalán: La naturaleza indómita del Valle de Bohí" aus der Ausgabe 7/2018 von Ecos. Dieses epaper sofort kaufen oder online lesen mit der Zeitschriften-Flatrate United Kiosk NEWS.

Bildquelle: Ecos, Ausgabe 7/2018

La iglesia románica de Sant Climent de Taüll. Abajo, en el pueblecito de Erill la Vall sobresale el alto campanario de la iglesia de Santa Eulàlia.


El Valle de Bohí (la Vall de Boí en catalán) no puede tener mejor carta de presentación: cultura, naturaleza y desconexión. Viajar a este valle de los Pirineos es disfrutar de la naturaleza de alta montaña en el Parque Nacional de Aigüestortes y lago de San Mauricio (Estany de Sant Maurici, en catalán). Al mismo tiempo, este ...

Weiterlesen
epaper-Einzelheft 8,99€
NEWS 14 Tage gratis testen
Bereits gekauft?Anmelden & Lesen
Leseprobe: Abdruck mit freundlicher Genehmigung von Ecos. Alle Rechte vorbehalten.

Mehr aus dieser Ausgabe

Titelbild der Ausgabe 7/2018 von FOTO DEL MES: ARGENTINA: El nuevo mandamiento: AVANZADO. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
FOTO DEL MES: ARGENTINA: El nuevo mandamiento: AVANZADO
Titelbild der Ausgabe 7/2018 von PANORAMA. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
PANORAMA
Titelbild der Ausgabe 7/2018 von SOL Y SOMBRA: Amarillo Katalonien: Vorsicht mit gelben. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
SOL Y SOMBRA: Amarillo Katalonien: Vorsicht mit gelben
Titelbild der Ausgabe 7/2018 von ESCENAS DE ULTRAMAR: Crisis política en Perú. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
ESCENAS DE ULTRAMAR: Crisis política en Perú
Titelbild der Ausgabe 7/2018 von VIAJES: Pamplona: Viaje gastronómico por la capital de Navarra. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
VIAJES: Pamplona: Viaje gastronómico por la capital de Navarra
Titelbild der Ausgabe 7/2018 von DEBATE: ¡Viva San Fermín!. Zeitschriften als Abo oder epaper bei United Kiosk online kaufen.
DEBATE: ¡Viva San Fermín!
Vorheriger Artikel
MUNDO HISPANO: ¿Y América Latina, qué export…
aus dieser Ausgabe
Nächster Artikel NOTAS CULTURALES
aus dieser Ausgabe

... viaje supone también una invitación para descubrir las iglesias románicas del valle, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Todo ello nos permitirá trasladarnos en el tiempo a mil años atrás, en un entorno que se ha mantenido prácticamente inalterado.

Para conocer el rico patrimonio cultural y natural de esta zona del Pirineo catalán, debemos trasladarnos hasta la comarca de la Alta Ribagorça. Aquí se sitúa el Valle de Bohí y sus nueve pueblecitos: Barruera, Boí, Cardet, Cóll, Durro, Erill la Vall, Pla de l’Ermita, Saraís y Taüll, además del balneario de Caldes de Boí. En estos pequeños pueblos se sitúa uno de los conjuntos de arte románico más importantes del mundo, formado por ocho iglesias y una ermita de los siglos XI y XII.

Iglesias patrimonio de la UNESCO

En primer lugar vamos a visitar las iglesias del valle. Ello nos ayudará a conocer un poco la historia local y las relaciones en una sociedad feudal. Las iglesias del valle son románicas, por eso están hechas de piedra, son de tamaño reducido, tienen pocas aperturas y, por lo general, cuentan con altos campanarios, que además servían como torres de vigilancia y medio de comunicación entre los pueblos del valle. Originariamente, todas las paredes del interior de las iglesias estaban cubiertas con pinturas murales, que presentaban escenas de la Biblia.

Las iglesias fueron financiadas por los señores de Erill, que mostraban así su poder a los habitantes del valle. En su construcción, los señores de Erill tuvieron el apoyo del obispo de Roda de Isábena, quien en sus viajes a Italia había contactado con los mejores artistas del momento. Por ello, las iglesias del Valle de Bohí son de estilo románico lombardo.

En su declaración de Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, la UNESCO valoró especialmente que las iglesias fueran un testimonio de los intercambios culturales que tuvieron lugar en la Europa medieval, y especialmente a través de la barrera natural de los Pirineos.

Si no tenemos tiempo para visitar todas las iglesias y tenemos que escoger una, probablemente la iglesia de Sant Climent de Taüll sea la más destacada. Sus pinturas murales se conservan en el Museo de Arte Nacional de Cataluña (MNAC) en Barcelona, pero una instalación de vídeo reproduce los frescos en las paredes de la iglesia, de modo que, al entrar, podemos tener prácticamente la misma sensación que tuvieron hace mil años los habitantes del valle.

El parque de las aguas tortuosas

Después de empaparnos de la cultura del valle, es hora de descubrir su entorno natural. Aigüestortes significa en catalán “aguas tortuosas”. Con un nombre así, podríamos pensar que el Parque Natural de Aigüestortes es un lugar poco apacible, pero, a veces, las apariencias engañan: las aguas cristalinas de 270 lagos rodeados de altas cumbres protagonizan el paisaje. Aigüestortes es uno de los quince parques nacionales de España y el único en Cataluña, y ofrece a los amantes de la naturaleza y el excursionismo multitud de senderos en un entorno de gran valor biológico. El parque es un laberinto de valles, lagos y cumbres, resultado de la acción de la naturaleza durante millones de años, ya que sus lagos y las montañas rocosas y escarpadas que los rodean son de origen glaciar.

El parque está ubicado entre cuatro comarcas y tiene varias vías de acceso. Uno de los tradicionales está precisamente en el pueblo de Boí, en el oeste del parque, donde encontramos un centro de información. Aquí tenemos la posibilidad de contratar el servicio de un guía, que nos ayudará a interpretar el entorno natural, o un taxi 4x4 para adentrarnos en el parque hasta el llano de Aigüestortes.

En el llano de Aigüestortes vemos las aguas cristalinas que se deslizan suavemente formando meandros entre bosques y prados. Desde este llano parten multitud de senderos cortos y largos, caminos sin ninguna dificultad adaptados a personas con movilidad reducida, y rutas de varios días para alpinistas. Todos ellos comparten la belleza del paraje y la posibilidad de disfrutar de un entorno natural protagonizado por el agua.

Carros de Fuego

Carros de Fuego es el nombre de uno de los itinerarios más famosos del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio. Sin embargo, no es una travesía apta para todo el mundo. Se trata de un recorrido circular de 55 km que une los nueve refugios del parque. Para completar esta ruta, son necesarios entre cinco y siete días, así como experiencia en alta montaña

El parque cuenta, además, con gran diversidad de fauna y flora, aunque la observación de los animales no resulta fácil. El animal más representativo del parque y más fácil de ver es, sin duda, el sarrio, que con una gran agilidad se mueve rápidamente entre las rocas y las montañas escarpadas. En el cielo reinan, como no podía ser de otro modo, las águilas reales, pero también los buitres y los quebrantahuesos. Si tenemos suerte, quizás en algún bosque tranquilo podamos escuchar el canto de un urogallo, que esperemos que no despierte a las marmotas que también viven en el parque. Y en las aguas, encontramos truchas y anfibios, como el tritón pirenaico, una especie endémica.

Proponemos dedicar un día a hacer una de las rutas que sale desde el llano de Aigüestortes, y en unas dos horas nos llevará hasta el lago Llong, en el fondo de un valle, a dos mil metros de altitud. Este camino ascendente sigue el curso del río Sant Nicolau hasta llegar al refugio del lago Llong, donde en los meses de verano podemos comer y dormir. Después de descansar y disfrutar de las vistas del lago, vale la pena desviarse un poco del camino principal para ver uno de los árboles monumentales del parque, el pino negro de Peixerani.

Si nos sentimos con fuerzas, es muy recomendable seguir subiendo hasta llegar a un paso de montaña llamado el Portarró de Espot: desde aquí, y a través de un pequeño camino, llegaremos a un mirador desde donde descubriremos el lago de San Mauricio y la montaña más emblemática del parque: Los Encantados.

Esta montaña (Els Encantats, en catalán) tiene dos picos gemelos de más de 2700 metros de altitud. Cuenta la leyenda que, en realidad, Los Encantados son dos cazadores que fueron petrificados como castigo por reírse de la religiosidad de los habitantes de Espot. Fuese como fuese, hoy Los Encantados son un símbolo de este parque natural. Y no son pocos los visitantes que después de visitar el Valle de Bohí desearían también quedarse una larga temporada petrificados en el lugar.

Las fallas de los Pirineos

No solo las iglesias del valle son Patrimonio de la Humanidad. La fiesta de las fallas, que se celebra en el Valle de Bohí y en otros pueblos de los Pirineos, ha sido también declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Las fallas de los Pirineos es una fiesta del fuego que se celebra entre los meses de junio y julio con motivo del solsticio de verano. Los fallaires son las personas encargadas de llevar el fuego a su pueblo: cuando oscurece, los fallaires bajan en fila desde lo alto de una montaña hasta la plaza de su pueblo, cargando cada uno de ellos un gran tronco encendido. Cuando todos los fallaires han llegado a la plaza, se enciende una gran hoguera y comienza la fiesta.

La arquitectura románica del Valle de Bohí y sus paisajes son fuente de inspiración para nuevos artistas.